#CervantesEnRap

No sé qué pasó, si no les dijeron antes, pero esto se trataba de rimar sobre Cervantes.

En el pequeño universo del hip hop, batallar significa que dos raperos demostrarán sus habilidades para improvisar mientras riman sobre algún tema en particular, casi siempre se trata de mostrar que quien versa es mejor que su contrincante. Suele ser un ejercicio lúdico y de destreza no sólo verbal, sino una clase completa de figuras poéticas.

Quizá por esa razón es que los organizadores del Festival Internacional Cervantino y del Festival de Teatro Clásico de Almagro en España decidieron convocar a diversos raperos para que enviaran una muestra de su talento, rimando sobre la obra de Miguel de Cervantes, en el concurso #CervantesEnRap. Después vendrían batallas para elegir los 3 mejores de cada país. Los 6 mejores se enfrentaron hace unas semanas en Almagro y lo harán de nuevo en Guanajuato durante El Cervantino.

La premisa es interesante, raperos versando a Cervantes. Una manera diferente de acercar la literatura a un público interesado más en los versos y en las descalificaciones personales que en la vida y obra del escritor alcalaíno. Sin embargo, la primera final resultó, en términos prácticos, un fiasco. Los raperos españoles fueron José Miguel Manzanaro (Skone), Alfonso Campos Yuste (BTA) y Alejandro Rubira (Errecé), mientras que los mexicanos fueron el tijuanense Alfredo Martínez (Danger), el tapatío y profesor de español de secundaria Jesús Camacho y Eduardo Montoya (Dr MRT). Durante casi una hora se fueron versando sobre diversos temas y frases cervantinas, pero sólo en apariencia, pues sólo Jesús Camacho y Alfredo Martínez entendieron el concepto del concurso. Se adentraron en las frases, versos y conceptos de Cervantes para versar, mientras que los otros, entre ellos el ganador Alfonso Campos, simplemente improvisaron, sin ton ni son. Un intento fallido, pues nadie del público pudo descubrir a Cervantes desde esa perspectiva como ya antes lo habían hecho con un concierto homenaje, donde las rimas se centraron en El Quijote de la Mancha, y convirtieron capítulos de la obra en canciones en clave de rap.

Queda esperar la final en el Cervantino, quizá aquí el alcalaíno reencarne en métricas, barras y punchlines.

Si acaso, de la primera final quedan los versos de Alfredo Martínez:

El rap va a la alza,
improviso todo el día no me cansa
dame una pluma delante
y me convierto en Cervantes
porque traigo enseñanza.

Sólo dame el micro,
no te preocupes que yo se los explico,
de lo que se trata es que con cada paso
estoy hecho de verso, soy El Viaje del Parnaso.

Por completo, esto se trata de rimar con los textos,
no sé qué pasó, si no les dijeron antes,
pero esto se trataba de rimar sobre Cervantes.

En el papel lo hago muy bien, hermano, yo tengo el nivel,
mira el mío, el tema se perdió igual que el niño Daniel,
No lo sé, lo desayuno,
hablo de Hip Hop porque es lo que consumo,
esto se advierte, no le temo a la muerte,
de hecho lo dijo la suerte, soy el número uno.

Hago estructuras porque es lo que hay,
esto no sólo se trata de soltar punchline,
que le traiga a mi novia, te va a dar fobia,
porque si viene te pone otra paliza en freestyle

Mira, hermano, yo te lo improviso,
no quiero batallar pero sobre el ritmo me deslizo,
de lo que te hablo es de hacerlo mejor
y no es por oro ¿no? no es por oro, Doctor, es por honor

Decía Kase o para que lo veas,
yo vivo muy libre soy como “La Galatea”,
yo no dejo que ninguna me tome en matrimonio,
porque yo soy el Hip Hop y ese es mi testimonio.

No soy un héroe pero me ves aquí dejo el ritmo muy tenue,
hablo de este verso y la comarca, esto se marca como el arca de Noé.

Acá el link de la final en Almagro:

 

Acá el link del concierto homenaje:

***

Gerardo Esparza
Editor en De lo imposible ediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *